social

Educar pegando no es educar, es maltratar.

Sigo viendo como madres y padres piensan que pegar es una forma de educar a sus hijas e hijos. El simple gesto del azote, aunque no duela, es violencia y puede llegar a ser maltrato.

Ayer hablaba con una amiga, también madre en el cole de mi hija, de nuevo sobre el tema de los padres y madres que pegan a sus hijos como un “complemento” de su educación. Es que lo estoy escribiendo aquí y ya me estoy indignando: PEGAR PARA EDUCAR. ¿Pero esto qué es?

 

Madres y padres siguen pegando “un cate a tiempo” y dicen que están ¿educando a sus hijos? No familias, no. A vuestros hijos NI UN SOLO GESTO DE VIOLENCIA.

 

¿Qué eres, padre o domador?

No confundamos la educación con el maltrato. Aunque claro, si se piensa que un azote para educar no es maltrato ¿Cómo se va a diferenciarl? bueno, tal vez el llanto sincero de tu hij@ mientras se lleva la mano al sitio donde le pagaste, sea una pista clara. O su cara de miedo, tal vez, te ayude a ver esa linea gigante entre educación y maltrato.

 

Voy a ir un poco más allá. Un azote suave aunque no duela, un gesto de pegar o un grito, sigue siendo violencia y realmente no educa, solo estás haciendo daño a tu hijo, un daño físico, mental y en sus sentimientos. ¿Pensarás que con un azote aprende, que solo con levantarle la mano lo tienes controlado o que tu grito hará que tu hij@ razone? y lo que es peor, además de hacerle daño le estás dejando claro que “Pegar sirve para educar”. Bastante incertidumbre tenemos ya con la educación y hábitos que pueda recibir nuestr@ hij@ fuera de casa, en su relación con amig@s, en internet, en su adolescencia…  no vamos a poder controlarlo todo, ni tenemos que controlarlo todo.

 

Pasa lo mismo con el grito o cualquier imposición violenta, aunque no sea física. No podemos educar a nuestros hij@s a través del miedo, tu hij@ no debe temerte, debe respetarte, admirarte también y desde luego quererte, pero recuerda que por mucho que quieras a tu hij@, si le pegas, le gritas o usas la violencia, eres tu quien ni lo respetas ni lo admiras.

 

Y la respuesta de estos padres y madres suelen ser:

  • –  Es que si no le pego, no se aprende, tu no lo entiendes.
  • –  A mi me daban un azote cuando era pequeña y aquí estoy, no pasa nada.
  • –  Un cate a tiempo y verás como mañana no vuelve a hacerlo.
  • –  Ah! tu piensas que al niño hay que mimarlo!
  • –  Es que a ti de pequeño no te pegaron un cate y no sabes que eso es bueno para educarlos.

 

Educar puede ser frustrante, difícil de verdad. Ser madre o padre y enseñar a nuestros hij@s es una de las mayores y más importantes tareas que vamos a desempeñar en nuestras vidas. Yo mismo aprendo a ser padre cada día, cometo errores y a veces hay situaciones que no sé abordar, pero, pegar a mi hija? No, eso jamás. Nuestras hijas e hijos deben saber que los padres tenemos una autoridad, deben obedecer y en bastantes ocasiones será necesario ponerse serio con ell@s. Un niñ@ no puede tomar el control de la relación que tenemos con ellos. Mimarlos y meterlos en una burbuja también es malo.

 

Mejores caminos para educar

Conseguir esto no es fácil, pero existen otros caminos para enseñar a nuestros hij@s y en la mayoría de esos caminos debemos ser pacientes, razonables y firmes, pero eh! “las manitas quietas”, esa frase que a veces decimos a nuestr@s hij@s también debemos aplicarla a los padres.

 

El refuerzo positivo es un recurso que siempre he visto perfecto, porque sin dar un premio material estás haciendo que tu hij@ se sienta bien y le ayuda a aliviar sus preocupaciones. Cuidado con los premios materiales del tipo “Si ordenas tu habitación te llevaré al cine” o “Si apruebas todas las asignaturas te compro la consola”. Con eso solo vas a conseguir que tu hij@ ordene su habitación o las pruebe todas por puro interés del premio que le has prometido, cuando en realidad su habitación debe ordenarla porque es una tarea que le pertenece, y sus asignaturas debe aprobarlas porque en eso consiste su aprendizaje en el colegio y el premio real es la propia satisfacción de haberlo superado con su esfuerzo y adquirir conocimientos útiles para su futuro. No será fácil que piensen en su futuro como lo hacemos nosotr@s pero ahí también está parte de nuestro trabajo con ell@s. Imagina que tu hij@ tiene problemas reales para estudiar y tu mientras, ofreciéndole premios materiales si las aprueba todas ¿Imaginas como puede llegar a sentirse? Pues piénsalo.

 

Cuando hace algo bien, reconocer su acto y acompañarlo por un gesto de cariño es maravilloso, cuando hace algo mal, explicarle tranquilamente el problema y mostrarle que es una oportunidad para hacerlo mejor la próxima vez, eso también tiene mucho valor.

 

Parte de nuestro trabajo es apoyarlos y enseñarles los caminos, no amedrentarlos.

Esto seguramente ya lo sabéis de sobra pero sois un ejemplo para vuestr@s hij@s, acostumbrarán a imitar lo que vosotros hagáis. Aprovechad eso para presentarles vuestras experiencias en la vida, para mostrarles la gran cantidad de caminos que pueden elegir con libertad, para decirles que cometer errores es humano y ser travies@ con respeto por los demás, es divertido y que la violencia ni sirve para educar ni lleva a ninguna parte buena. Los niños y niñas tienen derecho a crecer sin miedo a que les peguen o les griten porque cometan errores o un día hagan algo mal.

 

Además de madres o padres debemos ser sus amigos, sus aliados, sus cómplices, pero también dejarles su espacio y aceptar que no todo se lo podemos enseñar, hay cosas que ell@s deben aprender sol@s o fuera de nuestro alcance, es así, nos guste o no.

 

Por un lado tenemos esa cultura del azote para educar, que sigue heredándose “de-generación en generación” y por otro lado tenemos además un problema para cambiarlo. Los que vemos como algun@s padres y madres pegan a sus hij@s para educarlos no podemos hacer gran cosa para ayudar a remediarlo, porque resulta que muchas veces esas personas se encuentran en nuestro entorno de amistades y contactos. El miedo a un enfrentamiento directo con una persona que puede ser violenta o, aunque no sea violenta, la preocupación a romper la tranquilidad o relación con esas amistades son ejemplos directos que yo mismo estoy experimentando.

Y me gustaría pensar que este artículo ayudará y será bueno para muchos padres y madres, pero otra gran verdad es que los aquellos que pegan a sus hij@s también tienen una profunda convicción de que están haciendo lo correcto y no aceptan otra forma de educar, otros saben que a veces se les va la mano con sus hij@s pero cambiarlo les supone un esfuerzo prácticamente imposible, otros piensan que sus hij@s se han ganado ese azote…

Si conoces a madres o padres así, debemos encontrar la forma de poner nuestro granito de arena. A veces el diálogo no servirá de nada, pero tal vez, otras veces ayudará. Lo que si es seguro es que sigue habiendo mucho hij@s con educados con violencia que pueden estar siendo maltratados y esto es tan preocupante o más como el acoso el escolar, por ejemplo.

Y tu ¿Qué piensas sobre este tema?

Un saludo.

Facebook nos sigue vendiendo

 
Ya sabíamos que Facebook es un sumidero de datos personales que ni de lejos están tan protegidos como nos intentan vender, pero la última noticia debería preocuparnos aun más a todos los usuarios de esta red social.
 
Supuestamente Facebook ha vendido nuestros datos personales a otra compañia que se dedica, a su vez, a vender estos datos a paises, gobiernos y partidos políticos, con intención de sacar partido en sus competencias, como campañas electorales, por ejemplo. Esa compañia es Cambridge Analytica.
 
No se trata de solo de que nos oculten la verdad sobre el uso que hacen de nuestros datos personales, el alcance de este problema arranca de cuajo lo que debería ser información realmente privada que Facebook ha vendido a sabiendas del calado que Cambridge Analytica podía practicar con nuestra información. Al parecer, esta empresa de bigdata utiliza ciertas aplicaciones para tratar nuestra infromación de forma que no solo tiene acceso a ella, también a la de todos nuestros contactos. Esto os ayudará a calcular el volumen de contenido que tiene la información que Facebook vende sobre nosotros. El problema? Facebook sabía que Cambridge Analytica podía acceder a tal nivel de información con la venta de nuestros datos y aun así, hizo la venta. La verguenza? Facebook nos dijo a todos que jamas haría esto con nuestros datos.
 
Insisto, esto no es una noticia más sobre la filtración de nuestros datos, no. Ahora, según los acontecimientos, podéis estar completamente seguros de que estamos literalmente vendidos y que Facebook nos miente de verdad. El dato de la caida en Bolsa de Facebook es más que significativo. Mark Zuckerberg, dueño y responsable de Facebook aun no ha salido a dar la cara por este asunto.
 
Es cierto, borrar mi cuenta de Facebook me supone un problema sobre todo por perder a mis contactos aquí, mis grupos, etc… pero esta es la primera vez que me estoy planteando de verdad hacerlo. Podría seguir mirando para otro lado pero todos tenemos un límite. Cual es tu límite con Facebook?

Videojuegos, niños y padres.

¿Tenéis hijos? Quiero dejaros un mensaje para vosotros y para ellos, sobre los videojuegos.
 
Si vuestros hijos tienen videojuegos seguramente os preocupa el tiempo que pasan jugando frente a la pantalla y también el tipo de juegos que consumen. Bien, es exactamente lo que debemos hacer las madres y padres. Preocuparnos y controlar , pero cuidado. ¿Cómo estamos controlando esto?
 
No se trata de alejar a los niños de los videojuegos, todo lo contrario. Un gran problema con los videojuegos es que los mayores a veces desconocemos lo bueno que son para nuestros hijos, pensamos que algunos pueden ser muy violentos o que podrían pasar demasiado tiempo “enganchados”. No os quito la razón, también son mis preocupaciones. Pero aquí está el esfuerzo que debemos hacer los mayores, en saber realmente como manejarlo.

Debemos  controlar el tiempo que juegan y el tipo de juego que consumen nuestros hijos. Pero JAMÁS, repito, JAMÁS dejar a nuestros hijos sin videojuegos. Igual que debemos preocuparnos por que nuestros hijos salgan a la calle y jueguen con otros niños, igual que tenemos que enseñarlos a ser independientes. Es más! mientras tengáis un buen control sobre el asunto, jugad con ellos a los videojuegos. Nuestros hijos se mueren de ganas por compartir esos ratos con sus madres y sus padres.
 
Los videojuegos no son simples “marcianitos”, son mundos maravillosos donde puedes elegir tu propia aventura, son como cuentos donde puedes participar y ser protagonista. Lugares con desafíos donde puede aprender, medir tu capacidad y superarte. Conseguir metas y disfrutar solo o acompañado ¿Sabéis lo que significa eso para un niño? Además los reflejos se entrenan, aprenden a resolver problemas o mejorar la motricidad en sus manos.
 
No, los videojuegos no son malos. Es el exceso de tiempo delante de la pantalla y el tipo de videojuego el que puede hacer daño a nuestros hijos. No vamos a dejar que nuestros hijos menores vean películas para adultos o lean libros para mayores, pero nos parece bien que lean cuentos infantiles y disfruten de algunos dibujos animados, no? Exactamente igual ocurre con los videojuegos.
 
Mi hija disfruta de libros para niños de su edad, ve dibujos animados y películas aptas para su edad y claro que si, también disfruta de los videojuegos, siempre que estos sean aptos para ella y controlando el tiempo que dedica a jugar delante de una pantalla.
 
Un saludo.

Ser Feliz

ser feliz

¿Ser feliz es lo que buscas? ¿No eres feliz ahora?

Es dificil ser feliz cuando nos venden la felicidad como producto. Para algunas personas ser feliz es tener todo lo que desea, para otros es tener todo lo que necesitan y para otros, la felicidad es simplemente no tener necesidades. El éxito en la vida, el amor, conseguir tus metas profesionales, la tranquilidad, la salud, el dinero, la belleza… todo esto perdería mucho sentido si dejáramos de hacer algo tan simple como compararnos con los demás.

 

 

Cada día vemos a personas triunfar, enamorarse, ser admirados. Vemos como las suerte les sonríe y ellos sonríen a la suerte, como si fueran cómplices en un grupo selecto donde a nosotros no nos permiten entrar. Es como si estuviéramos obligados a reunir unos requisitos para poder formar parte del club de las personas felices. Eso lo complica todo, cuando vemos la felicidad como un premio que debemos alcanzar, mal vamos.

El estatus social y el estatus personal

 

Tenemos una extraordinaria capacidad para fijarnos solo en las personas que están “mejor” que nosotros y pasar por alto a aquellas otras que tienen una peor situación que la nuestra. Sí, cada uno se queja de sus desgracias, grandes o pequeñas, es legítimo y en parte justificado. Pero corremos el peligro de cegarnos con nuestros propios problemas, olvidando que la felicidad no es una meta ni un producto que otros tienen y nosotros “aun” no hemos conseguido.

Buscamos aquello que nos gusta y decidimos que queremos conseguirlo, básicamente porque hemos visto que otras personas ya lo tienen y parecen felices. Nos comparamos, entramos (o nos meten) en un sistema bueno para algunas cosas, pero no tanto para otras. Si la salud nos falla, si un ser querido muere, ese dolor está justificado. Nuestros sentimientos nos dicen que si la vida pierde sentido porque podemos morir o alejarnos de aquello que amamos, puede que la felicidad no llegue nunca. Incluso las personas más felices pueden tener problemas de salud o ver como mueren los suyos. Desesperante, ¿verdad?

Es muy dificil saber como ser feliz cuando nos bombardean con tantos caminos para conseguirlo ¿Cual es nuestro camino entonces?. Algunos tenemos muy claro como podríamos ser felices pero otros ni siquiera sabemos que debe cambiar en nuestras vidas para sentirnos mejor. Aparece el maldito estatus social para decirnos lo que debemos hacer, programarnos y darnos indicaciones. ¿En serio? Un poco de estatus personal, por favor.

Cuidado, el estatus social no es malo, simplemente pienso que lo usamos de forma incorrecta. Conseguir la felicidad es algo más sencillo que andar comparándose con el resto del mundo. Después de todo, cada persona es única y los patrones que vamos a seguir para saber que nos hace feliz serán distintos para cada uno, aunque se parezcan. Lo que quieres y lo que necesitas se empieza a mezclar, se confunde.

 

¿Qué deseas y qué estás haciendo para conseguirlo?

 

Recuerda, desear algo y conseguirlo no te asegura la felicidad. La pregunta también podría ser ¿Qué te sobra y que estás haciendo para quitarlo de tu vida? No mires a lo demás, para un segundo y mira hacia adentro. Será después cuando puedas ver con claridad el camino que vas a tomar para mejorar tu situación. Es posible que así descubras como funciona. El problema no es que no sepamos como ser felices, es que para colmo cada persona es distinta y conseguir resultados parece complicado.

¿Te has parado a pensar si tu vida se consume en compararte con los demás? ¿No sería mejor aprovechar ese tiempo que estás perdiendo? La envidia cuando es “sana” puede animarte y darte fuerzas si has encontrado un modelo a seguir. Pero desear continuamente aquello que tienen los demás podría dejarte fuera de juego para siempre.

Márcate tus metas pero no lo hagas a medias, si pasado un tiempo vas a abandonarlas. Ponerse objetivos motiva pero esa motivación debes mantenerla, sobre todo cuando los objetivos son grandes o existen pocas esperanzas. Las metas, no son palabras bonitas, son destinos que tu mismo te marcas y ahora debes decidir si vas a fallarte o vas a conseguirlo. Hazlo sencillo, empieza poco a poco y sin prisas. No se aprende a leer en dos días, ni se ahorra para ese viaje en una semana y seguramente tampoco tendrá éxito tu negocio los primeros 6 meses.

 

El despecho, las cicatrices

 

Un pasado con heridas, asuntos que no has podido solucionar y una parte de ellos te acompañan como malos recuerdos. Pero por encima de ese lastre, estás tu, quien gobierna tus decisiones. Una vez escuché “Utiliza esa energía que te da la rabia y la tristeza, conviértela, transformarla en fuerza para demostrar que tu dominas tu vida”. Pensé que aquella frase era muy motivadora, pero ¿cómo se hace eso? Y encontré la respuesta recordando algo que escuché incluso antes: “Bastante dura es la vida, para que nosotros mismos la empeoremos con lamentos infinitos.” Son formas de pensar que a mi me siguen ayudando y cada vez que las recuerdo me animan y me hacen seguir adelante.

 

 

Es muy fácil caer en la nostalgia o la sensación de impotencia para resolver nuestros problemas. Lo primero que debes saber es que ni la nostalgia ni la impotencia van a poder contigo. Son fuerzas que debes respetar pero eres tu quién puede cogerlas y ponerlas en su lugar mientras tomas el control de las cosas. Si, decirlo es fácil, hacerlo no tanto, pero nunca te dije que este artículo fuera a hacer el trabajo por ti. Esto que te escribo no es más que mi experiencia, ni milagrosa ni celestial, solo consejos que me apetece compartir esperando que puedan ayudarte.

Así que hay un tiempo para desahogarse, para llorar y expresar tu dolor, sí. Pero no lo veas como una cueva donde esconderte, esas lágrimas serán una forma de limpiarte. Llora para sudar la parte negativa, usa esa tristeza como un lavado para tus ánimos. Nadie llora para sentirse peor, llorar esa un arma espectacular para coger fuerzas y sentir alivio. Aprovéchalo.

 

¿Piensas que la mala suerte no te dejará ser feliz?

 

La suerte, como la felicidad es un concepto que se alimenta de la comparación con los demás. A veces las cosas no salen bien pero es importante que no olvides que criterio estás usando para sentirte afortunado o desafortunado. Hay personas que viven en la calle, han perdido a su familia y piensan que la suerte está en las pequeñas cosas, cuando alguien deja unas monedas en su cajita de cartón o su viejo violín medio roto le permite seguir tocando baladas en el metro. Otros se sienten afortunados por conseguir la mejor oferta en televisores , tener una casa enorme o disfrutar de un coche mejor que el del vecino. ¿No será que nosotros habremos inventado eso de la suerte porque necesitamos marcar diferencias y delegar?

El azar está ahí, llámalo como quieras pero la vida ni te odia ni te adora. Esa parte te toca a ti. Dicen que ser positivo ayuda a mejorar la situación y el pesimismo te acabará hundiendo. Eres tu quien debes aprender a no odiarte, a no caer en el error de acariciarte demasiado la espalda. Si tenemos claro que una tele gigante no va a darnos la felicidad, apliquemos el mismo razonamiento para no terminar en el otro extremo cuando estés viviendo tiempos difíciles, no?. Repito, no es fácil, sabemos que no, pero será peor si nos dejamos llevar por los extremos. Sentido común sería un buen termino para dejar escrito aquí.

 

 

Ahora deja de comparte con los demás y piensa que es lo que realmente te haría feliz y si lo consiguieras, ¿Qué te haría feliz después? ¿Y después?. No, así no serás feliz nunca. La felicidad no es una meta. ¿Pero quién soy yo para decir lo que es la felicidad, verdad? Haz tu camino, no lo busques, hazlo. Camínalo a tu ritmo, llora a ratos para repostar y deja de mirar el camino de los demás, no sea que te tropieces en el tuyo con tanto apartar la vista. La mejor forma para no ser feliz nunca es precisamente preocuparte continuamente por ser feliz.

Creamos y convertimos las palabras a nuestra conveniencia y a veces las hacemos responsables de nuestras carencias o fallos. ¿Has pensado que a lo mejor ya eres feliz, pero entre tanta comparación, envidia, nostalgia y recuerdos, no te has dado cuenta? Suena de locos sí, pero tu…  piénsalo.

Tordesillas y el Toro de la Vega, Decretos a medias y lanceros asesinos

Hace unos días, la Junta de Castilla y León  emitía un decreto que prohibía la muerte en presencia del público de las reses en celebraciones como el Toro de la Vega. Hasta donde yo sé, existen también plazas de toros en dicha región. ¿Que harán, desalojar la plaza de toros justo antes de que el animal reciba la punzada en la nuca? ¿Que se supone que debe conseguir un decreto? ¿Bajo qué circunstancias, necesidades o finalidad deben generarse para que tengan sentido? ¿Que mensaje lanza la Junta diciendo que el final del crimen que se comete con los animales debe hacerse en privado? El ayuntamiento de Tordesillas le dice a la Junta de Castilla y León que no, el toro debe morir en público…   Bienvenidos al certamen de gilipolleces concentradas 2016.

La impresión que me da es que la Junta quería tirar la moneda que salieran don caras.

Os dejo enlace a la noticia en 20 minutos.

http://www.20minutos.es/noticia/2751232/0/tordesillas-recurre-decreto-muerte-toro-vega-junta-castilla-leon/

Cesar Cadaval, cazado en Mebenca Safaris, Botsuana

cesar cadaval caza africa botsuana leopardo

 

¿Sabes Cesar?…  Como prácticamente vecinos que somos (o hemos sido), más de una vez nos hemos cruzado en alguna calle de Sevilla, y al verte he tenido el impulso de acercarme a ti solo para estrecharte la mano y darte la gracias por tu trabajo en el mundo del humor. Pero nunca me acerqué, dejaba que te alejaras con tu movil en la oreja o rodeado de tu gente. No quería molestarte, pensaba entonces. Yo, a ti, pretendiendo no molestarte. He llegado a bailar con Jorge en alguna discoteca de Sevilla, pero a ti, fíjate, no quería molestarte.

 

Pero se te veía venir desde lejos Cesar, apuntabas maneras (eso he pensado siempre por tu relación con el mundo del toro) y sin embargo, cuando he visto la foto esta mañana hasta he querido defenderte pensando que algún gracioso había puesto tu cara con photoshop sobre la imagen de algún asesino de animales. Tu, que me has hecho reír desde que tengo uso de razón, a sabiendas incluso de tu relación con el mundo de la matanza de toros… lo primero fue buscar una escusa para no aceptar que me estabas desilusionando así. Si Cesar, a mi y a muchos que tenemos una parte de ti en nuestras vidas, debes saber que nos has desilusionado. Tu, que te dedicas a hacer reír. Cuando veo que la noticia de tu visita a Mebenca Safaris es cierta, lo mínimo es dirigirme a ti directamente.

 

Quiero pensar que has decido dar un cambio a tu vida y “el que dirán” ya no te importa, por eso has cometido semejante estupidez, ya no solo de matar animales, también dejar que todos los sepamos con esas fotos. ¿O ha sido un error? ¿Alguien publicó esas fotos en la web de Mebenca Safaris y tu no lo sabías? Cesar, si llegas a leer esto personalmente y si te preocupa lo que piensen tus viejos seguidores como yo, pon atención ahora: Si volvemos a cruzarnos por las calles de nuestra Sevilla, o por cualquier otra parte del mundo y no me acerco a saludarte o estrecharte la mano, ya no será para no molestarte, no me acercaré a ti porque me has decepcionado (te importe o no mi decepción), a pesar de verte venir desde lejos, hoy me has dado la estocada… uso esta expresión y así me aseguro que me entiendes. Oye Cesar, que no soy yo, ok? que ahora mismo tienes así a muchos admiradores tuyos y lo que me duele más, es que seguramente, lo sabes.

 

Podrían estar acosando a tu hijo por internet

¿Tienes hijos? ¿Ellos utilizan las redes sociales? ¿Realizas algún control del uso que hace tu hijo de internet? ¿Piensas que algún desconocido podría engañar a tu hijo a través de internet? ¿Crees que podría pasarte a ti, que eres adulto? Sí, podría pasarte a ti. Un video sin actores, solo casos reales.

Rocket League Megacros

Mi gran amigo Oscar me propuso hace unos días montar una liga para jugadores de el juego Rocket League, al que somos asiduos. La idea me encantó, el y yo llevamos mucho recorrido juntos en el mundo social de los videojuegos por internet. Así que estamos montado una sección en MEGACROS que servirá de plataforma a Rocket League Megacros (RLM). Todo está quedando genial pero aun queda mucho trabajo, aunque ganas, nos sobran. Podéis visitar RLM pulsando aquí.

La corrupción política es una serie de televisión.

 
 

Altos cargos

Todo político desprovisto de todo extra. Nada de lujos ni comodidades innecesarias. No entiendo como seguimos escuchando a personas que piden sacrificio desde la propia comodidad de sus trajes, sueldos e instalaciones.

La Moncloa, el congreso o las sedes podrían recibir a muchos Españoles que ya no tienen casa. Vamos a lo básico, desde cero. Que con tornados se llenan polideportivos de damnificados pero con las catástrofes políticas, las puertas que deberían abrirse para los afectados siguen cerradas y reservadas para pase VIP. Esto ocurre delante de nuestras narices y nos han acostumbrado a verlo como algo normal. Y no es normal. Sigue leyendo