Cesar Cadaval, cazado en Mebenca Safaris, Botsuana

cesar cadaval caza africa botsuana leopardo

 

¿Sabes Cesar?…  Como prácticamente vecinos que somos (o hemos sido), más de una vez nos hemos cruzado en alguna calle de Sevilla, y al verte he tenido el impulso de acercarme a ti solo para estrecharte la mano y darte la gracias por tu trabajo en el mundo del humor. Pero nunca me acerqué, dejaba que te alejaras con tu movil en la oreja o rodeado de tu gente. No quería molestarte, pensaba entonces. Yo, a ti, pretendiendo no molestarte. He llegado a bailar con Jorge en alguna discoteca de Sevilla, pero a ti, fíjate, no quería molestarte.

 

Pero se te veía venir desde lejos Cesar, apuntabas maneras (eso he pensado siempre por tu relación con el mundo del toro) y sin embargo, cuando he visto la foto esta mañana hasta he querido defenderte pensando que algún gracioso había puesto tu cara con photoshop sobre la imagen de algún asesino de animales. Tu, que me has hecho reír desde que tengo uso de razón, a sabiendas incluso de tu relación con el mundo de la matanza de toros… lo primero fue buscar una escusa para no aceptar que me estabas desilusionando así. Si Cesar, a mi y a muchos que tenemos una parte de ti en nuestras vidas, debes saber que nos has desilusionado. Tu, que te dedicas a hacer reír. Cuando veo que la noticia de tu visita a Mebenca Safaris es cierta, lo mínimo es dirigirme a ti directamente.

 

Quiero pensar que has decido dar un cambio a tu vida y “el que dirán” ya no te importa, por eso has cometido semejante estupidez, ya no solo de matar animales, también dejar que todos los sepamos con esas fotos. ¿O ha sido un error? ¿Alguien publicó esas fotos en la web de Mebenca Safaris y tu no lo sabías? Cesar, si llegas a leer esto personalmente y si te preocupa lo que piensen tus viejos seguidores como yo, pon atención ahora: Si volvemos a cruzarnos por las calles de nuestra Sevilla, o por cualquier otra parte del mundo y no me acerco a saludarte o estrecharte la mano, ya no será para no molestarte, no me acercaré a ti porque me has decepcionado (te importe o no mi decepción), a pesar de verte venir desde lejos, hoy me has dado la estocada… uso esta expresión y así me aseguro que me entiendes. Oye Cesar, que no soy yo, ok? que ahora mismo tienes así a muchos admiradores tuyos y lo que me duele más, es que seguramente, lo sabes.

 

Deja un comentario

4 × 5 =

Cerrar menú