El “Más allá” existe.

 
 

El pasado 9 de julio de 2016, la conocida y polémica agencia privada de investigación Emdrológica, BetweenWorlds (B.W.), presentó en una rueda de prensa urgente los nuevos e inquietantes resultados de sus estudios sobre la existencia de mundos paralelos o diferentes planos de la realidad.

Emdrología: Ciencia que estudia las alteraciones o cambios del espacio físico conocido, generalmente mediante la inducción de pulsos electromagnéticos. La Emdrología nace en 2012 a partir de un conjunto de teorías basadas en la relación entre los agujeros negros y el electromagnetismo.

En 2014, Ann Libengood, Astrofísica Emdrológica que preside BetweenWorlds y “fundadora” de la Emdrología como nueva fuente de estudios científicos, mostró al mundo a través de los medios y en directo, como desaparecían y volvían a aparecer partes de una mesa utilizando solo una barra de metal y una pequeña dinamo en uno de sus extremos. Libengood aclaró durante la presentación en los medios – Lo que ustedes están viendo no es, en absoluto, un truco de magia, si no la aplicación de las “nuevas” leyes científicas de la Emdrología. No estoy haciendo desaparecer la mesa únicamente, todo el espacio que rodea esta dinamo en un área de 15 centímetros está siendo alterado por un conjunto de pulsos electromagnéticos generado por la propia dinamo.

Según B.W. la inducción de pulsos electromagnéticos de determinadas características sobre cualquier porción de espacio relativo, genera un cambio de estado atómico que puede ser controlado, obteniendo diferentes resultados. En los experimentos realizados se pueden obtener estados de la materia y el espacio comprendidos en el área de inducción que generan “agujeros” o puertas que conectan con otras áreas de espacio practicables, no conocidos o estudiados por la ciencia actual. El proyecto que engloba la actividad de estos experimentos recibe el nombre de Peter´s Door.

A la rueda de prensa asistieron Ann Libengood, Presidenta de BW, Ishmael Codd, jefe de Emdrología en BW y portavoz en la rueda de prensa, además de otros integrantes de BW. Los medios de comunicación se presentaron de forma masiva para cubrir la noticia desde todo el mundo. Entre preguntas y fotografías y cámaras, Ishmael Codd inició la sesión explicando brevemente las leyes de la Emdrología y los motivos de interés social que justifican los experimentos que han venido realizando desde finales de 2013. En Noticias del Futuro, rescatamos las preguntas realizadas en la rueda de prensa que pueden resumir el desarrollo de la misma.

  • – Medios: Al margen de las distintas prácticas que han realizado, los que estamos aquí reunidos, quisiéremos saber exactamente y en pocas palabras cual es el resultado más importante de sus experimentos en el proyecto Peter´s Door.

    – BW: Explicar en pocas palabras los resultados que estos experimentos nos han aportado resulta bastante difícil, pero para facilitarles un titular apropiado, si yo fuera periodista y religioso, les diría que: El más allá existe. Aunque está afirmación puede generar escepticismo y polémica en diferentes grupos sociales o religiosos, no sabría explicar los resultados con menos palabras, si me lo pide.

  • – Medios: ¿En qué ha consistido el experimento que les hace afirmar tal cosa?

    – BW: Como ya saben, venimos practicando este proyecto desde hace años y el mayor descubrimiento ha sido la creación controlada de “agujeros” sobre cualquier materia o porción de espacio. La existencia de espacios practicables ocultos tras esos agujeros supone una fuente de investigación absolutamente sólida y prometedora. Nuestra labor, desde dicho descubrimiento se ha basado en perfeccionar nuestro equipo de trabajo para crear variaciones en la frecuencia de los pulsos electromagnéticos y estudiar las diferentes reacciones de los agujeros, una vez “abiertos”. En los últimos 3 meses hemos descubierto que según las características de los pulsos inducidos, obtenemos diferentes tipos de agujeros que se comportan de forma completamente distinta. Hemos conseguido abrir agujeros que convierten el espacio practicado en esferas negras, aparentemente sólidas y de actividad estable, otras se comportaban de forma completamente distinta, desprendiendo gran cantidad de luz y reaccionando de forma caótica a nuestros intentos de interacción. Para estudiar los agujeros abiertos, en principio sometemos su superficie a contacto con cuerpo materiales sólidos y registramos su comportamiento.

    Al principio solo podíamos crear un tipo de agujero, cuerpos esféricos tridimensionales que delimitaban un área perfecta, pero poco practicables. Los objetos arrojados, en la mayoría de los experimentos, volvían a salir de la esfera siguiendo un recorrido lógico según la gravedad. En pocas ocasiones pudimos comprobar como los objetos, en su trayectoria dentro de las esferas y hasta su salida de la misma, aumentaban o disminuían su velocidad de caída, o cambiaban su trayectoria ligeramente. Esto nos hizo suponer que las condiciones físicas o dinámicas en el interior de las esferas era diferente a la que conocemos. Tal vez debido a la densidad o composición del aire, fuerza de la gravedad, en realidad aun no lo sabemos, pero actualmente estamos trabajando sobre esto.

    De cualquier forma, las esferas creadas suponían un problema para los avances en nuestros experimentos ya que el área delimitada que conformaban era “finita”: Cualquier objeto lanzado a su interior volvía a salir por el lado opuesto de la esfera y esto limitaba sustancialmente cualquier exploración del espacio interior de la esfera. Definitivamente, nuestro sistema de inducción de impulsos, basado en una dinamo modificada, debía cambiar.

    La forma en la que nuestra dinamo propaga el pulso electromagnético era precisamente de forma esférica y experimentar con esferas finitas de tan solo 15 centímetros de diámetro que además contaban con una dinamo en su núcleo, no facilitaba mucho el estudio.

    Tras un breve estudio decidimos que era necesario desarrollar un sistema de inducción de pulsos bidimensional, es decir, debíamos ser capaces de generar agujeros planos en dos dimensiones capaces de crear puertas en lugar de esferas. Una vez conseguida esta meta, las posibilidades de exploración y estudio se multiplicaron de una forma completamente inesperada. Ahora teníamos acceso real a lo que empezamos a llamar “otras dimensiones”.

    Los objetos sólidos arrojados en las nuevas puertas no volvían a aparecer y esto nos permitió finalmente pasar a nuevas etapas de estudio. Primero se arrojaron objetos sencillos de madera o plástico, entre otros materiales no conductores, después descubrimos que a diferencia de los agujeros, las puertas se mostraban estables en la interacción con metales, lo que supuso otra ventaja e iniciamos la primera etapa de estudio avanzado: Enviar mecanismos complejos que pudieran recolectar datos desde el otro lado de las puertas.

    Por seguridad, en ninguno de nuestros experimentos se mantenía contacto directo con los objetos una vez entraban en las puertas, todo era enviado o arrojado, por lo que nos era imposible recuperar nuestros “satélites” o “Drones” y la información que contenían (tampoco era seguro traer de vuelta objetos, sin conocer con exactitud las condiciones a las que habían sido sometidos). Así que debían ser capaces de enviarnos la actividad registrada al otro lado para poder estudiarla. Trabajamos con diferentes frecuencias de radio que nuestros satélites nos enviaban, pero todas eran refractadas o sometidas a fluctuaciones que nos impedían su estudio. Por tanto, nos vimos obligados a correr el riesgo de mantener contacto físico en los siguiente experimentos y nuestros Drones ahora eran enviados de igual forma pero conectados a nuestros ordenadores por cables de fibra óptica aislados por varias capas especiales.

    Hace unos 20 minutos, usted me preguntó que nos hace afirmar que existen otras dimensiones. Mi respuesta es la siguiente: A día de hoy, contamos con datos no solo llamativos, si no extraordinarios y sorprendentes sobre la existencia de otras dimensiones literalmente paralelas a la nuestra. Nuestros satélites nos han enviado información suficiente como para demostrar que estamos ante el descubrimiento más grande de la ciencia y de la historia conocido hasta la fecha de hoy.

  • – Medios: ¿Podrían explicarnos que tipo de información están recibiendo de sus satélites?

    – BW: En BetweenWorlds diferenciamos entre la información pasiva y la información activa. La información pasiva es generada exclusivamente por la recolección voluntaria de información por parte de nuestros satélites, mientras que la información activa es aquella que recibimos de forma aleatoria y que no ha sido “calculada” por nuestros científicos. Le daré un ejemplo:

    Nuestros satélites, entre otros sistemas de recolección de datos, están dotados de micrófonos que registran y archivan cualquier sonido que se produce al otro lado. Cuando estudiamos el audio que nuestros satélites han grabado, podemos escuchar “ambientales”, sonidos que presuntamente corresponden al entorno natural del otro lado e identificamos como sonidos semejantes a los conocidos en nuestro entorno natural. Algunos parecen chasquidos, simple viento, bastante reverberación o eco. Los llamamos información de audio pasiva. Sin embargo hemos registrado otro tipo de sonidos que siguen patrones completamente diferentes a lo que podríamos llamar sonido ambiental o natural. En nuestras revisiones de audio hemos podido distinguir desde ruidos mecánicos hasta lo que podrían parecer lejanamente voces, pero sobre todo nos ha sorprendido el registro de armónicos. Uno de nuestros satélites lleva dos meses archivando registros de audio con lo que nosotros llamamos música.

     A continuación reproducimos uno de estos archivos de audio que también les será entregado para que lo adjunten a su redacción de prensa. Este registro fue grabado junto a los ambientales del propio entorno donde se encontraba nuestros satélite, también podrán distinguir el sonido mecánico del mismo. Aunque la calidad de audio no es la mejor que hemos captado, la música que podrán escuchar de fondo, les sorprenderá, teniendo en cuenta la fuente de la misma:

  • – Medios: No pueden asegurar que sean voces lo que están registrando pero esta música que hemos escuchado, entonces, implica no solo una posible forma de vida, si no también un tipo de inteligencia o creatividad.

    Definitivamente sí. Para ser sincero con ustedes, en BT no estábamos preparados para trabajar con material de esta índole. Nuestro equipo está compuesto por físicos, astrólogos o matemáticos entre otros, pero para poder comprender lo que estaba pasando hemos tenido que contar con la presencia y el valioso esfuerzo de técnicos en audio, músicos, psicólogos, antropólogos e incluso músicoterapeutas.

    El archivo de audio que han escuchado pertenece a uno de los registros archivados de nuestras sesiones, en uno de nuestros enlaces fijos, del cual estamos coleccionando mucha más información. La música se repite en un bucle que desde nuestro tercer enlace se está registrando continuamente en todas las grabaciones. Nuestros especialistas en la materia están estudiando este bucle musical. Es difícil interpretar estos sonidos ya que no se pueden cotejar con referencias previas existentes. Sin embargo, en el equipo de Peter´s Door coincidimos en que se trata de un mensaje. Hemos tomado la música captada, como en la tierra, entendiéndola como un método de comunicación. Pensamos que, de allí donde procede, la música podría ser, más que un sistema de expresión artística, el lenguaje de comunicación principal. Para acercarnos concretamente al significado del mensaje nos vemos obligados a traducir la disposición de la notas musicales según nuestros conocimientos en psicología musical y musicoterapia. Solo en teoría, pensamos que podría tratarse de un mensaje de bienvenida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + 18 =