Journey, de Tony Anderson

Ya he escrito anteriormente sobre mi relación con la música, de como me valgo de ella para expresarme, curarme de males personales o dejar que se convierta en la banda sonora de mi vida. De como una sencilla agrupación de notas o acordes digitales puede ser evocador o, me gusta creer, incluso profusor de mis sentidos. Journey, de Tony Anderson aparece de golpe hoy para hacerme sentir cosas así. Es una tema musical de esos que van directamente al alma, de esos que debes escuchar con respeto y precaución porque si te dejas llevar termina alterando tu estado de ánimo.

Journey, desde los primeros segundos tiene la maravillosa capacidad de hipnotizarte. Si ahora mismo pudieras levantar tus pies del suelo y subir unos 80 metros para ver, de noche, tu ciudad desde el cielo, seguramente Journey sería la versión musical de lo que sentirías. Y eso, no tiene precio. Gracias Tony Anderson.

English version

I´ve wrote about my relation with music before, about how I use it to express myself, to heal myself of personal damages or turn the music into my own life´s sound track. I have written about how a simple group of music notes or digital chords can evoke or, as I like to believe, even improve my senses. Journey, by Tony Anderson is that kind of music to me.

From the very first seconds, this track can hypnotize you. If you could fly right now and get about 80 meters over your city, at night, and simply watch… Journey could be the musical version of that feeling. That is completely priceless. Thanks Tony Anderson.

[soundcloud url=”https://api.soundcloud.com/tracks/223458831″ params=”auto_play=false&hide_related=false&show_comments=true&show_user=true&show_reposts=false&visual=true” width=”100%” height=”450″ iframe=”true” /]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + 10 =