Metas audiovisuales.

 
 

Hará un año más o menos que mi primo Juan José, durante una charla en su apartamento, me dijo: “Quiero hacer cine Luis, quiero contar historias y quiero tenerte a mi lado en esto”, mientras sostenía una libro en la mano que siempre le había motivado a cumplir su sueño. Juanjo, aparte de ser una gran persona, es un tipo con mucho carácter y decidido. Para cumplir su sueño, esa personalidad era ideal, y así fue.

Pasados estos meses, he tenido la suerte de acompañarlo ya en dos producciones serias y de paso, que bueno, algunos de mis sueños comienzan a cumplirse.

Juanjo iba en serio, muy en serio, y cuando me pidió ayuda para comprender la base de este mundillo, necesitó muchos menos consejos de los que incluso el esperaba. No se si se dio cuenta, pero avanzó tan rápido que a todos los que lo conocemos, nos ha sorprendido.

Comenzó a escribir “Diario de un corazón”, una preciosa historia contada en un cortometraje de casi 20 minutos, de la que no deseo contar nada aquí, para respetar la creatividad de Juanjo y todo el trabajo que hemos realizado. Precisamente lo atractivo de la obra, es intuirla mientras se ve, descubrirla.

Yo llevaba tiempo montando video en digital y metido en la edición de audiovisuales, pero no de forma profesional, y con este cortometraje descubrí que esas ganas de meterme en algo serio no eran nada superficiales. No solo disfruto con este trabajo, también se trata de una de las formas de expresión que más me atraen, el audiovisual. Y por supuesto, la gente que estoy conociendo, equipo técnico, artístico, personalidades. Si alguna vez he tenido la sensación de que mi tren está pasando por mi estación y puedo subirme, es ahora.  No se trata de escalar, si no de dejarse llevar mientras se disfruta haciendo un buen trabajo. Espero no equivocarme.

Rocío Díaz (Sobre estas lineas) aparece en mis charlas con Juanjo cuando aun no se había terminado de editar “Diario de un corazón”. Me comentó que iba a escribir y dirigir un videoclip para ella y que por supuesto, contaba conmigo si yo aceptaba. Poco después iniciamos la producción del videoclip donde, a aparte de mi labor de edición digital y montaje creativo del videoclip, he asumido toda la fotografía de producción y una leve incursión en el mundo del Script.

De esta forma conozco a Rocío y su hermano David, ambos excelentes personas que desde el primer día me trataron, no solo como un profesional, si no también como su cómplice.  Y ver como valoraron mi labor, wow, me hizo sentir bien de verdad. Con ellos, llegaron también la guapisima Irache Rodriguez, otra gran profesional que me encantó conocer en persona, o Cesar Arévalo, Mister Sevilla 2005 y actualmente presentador de televisión. A nuestro valioso director de fotografía en esta producción, Antonio Aparicio, ya lo conocía desde que trabajamos juntos en “Diario”, así que he vuelto a disfrutarlo en esta ocasión. Su hermano, Javier Aparicio como ayudante de dirección y el resto del equipo de electricos e iluminación, demostraron cada día lo que significa trabajar, y trabajar bien. De hecho, fotografías como estas de aquí arriba, nunca hubieran sido posible sin la valiosa labor de iluminación que estos profesionales diseñador para el videoclip. Nieves, en el equipo de producción, me demostró que se puede estar en dos sitios a la vez. No se como lo hacía, pero su capacidad para tenerlo todo listo era increíble. Nunca paraba, descansaba poco, pero siempre tenía una sonrisa en la cara para todos. Gracias Nieves. Gema Morales (Maquillaje) y Miguel Sojo (Peluquería), nos sorprendieron a todos con sus obras de arte y amor por los detalles, ambos encantadores y realmente delicados con sus trabajos.

La postproducción de “A fuego”, el videoclip de Rocío Díaz, casi ha finalizado y tanto en esta producción como en la de “Diario de un corazón” la experiencia no ha podido ser mejor. Me siento realmente bien, ahora que sigo encontrando caminos para expresarme con mi trabajo y rodearme de profesionales y gente que irradia ese tipo de calor humano tan especial.

A todos ellos y en especial a mi primo Juan José Serrano, gracias de todo corazón.

 

3 respuestas a Metas audiovisuales.

  • Me has dejado con la intriga, cari. Ojalá ese sueño que esta empezando a cumplirse se haga del todo realidad y podais disfrutar de algo que a ambos os apasiona. Yo desde aqui soy vuestra fan. Un beso a los 2.

  • Hola hermano soy pri…pues tio me alegro enormemente de que se te vayan cumpliendo los sueños y me gustaria cuando lo tengais disfrutar de ese pedazo de cortometraje que seguro que es la caña.atentamente tu amigo valenciano!!! UN ABRAÇ

  • Me ha sabido mal no poder dejaros el artículo completo. Lo termino en breve.

    Besotes y abrazos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =