Enero, Febrero, Monstruoso y abril sucesivamente.

El próximo viernes día 1 de Febrero llega a nuestros cines Monstruoso (Cloverfield), con nuevas y terroríficas formas de destrozar la ciudad más cinematográfica del mundo. La verdad es que los trailers me están vendiendo la peli bastante bien. 
Precisamente visitando la web para disfrutar de los trailers en alta resolución me he topado con esto que os traigo. Resulta que se ofrecen desde la web dos trailers distintos, el normal o más comercial y el teaser. En realidad, supongo que la imagen que he preparado no es nada nuevo, el proceso de postproducción de una película, entre otras cosas, significa correcciones. El caso es que, esas correcciones deberían quedar solucionadas antes de hacer publica cualquier promoción o trailer de la película, si no es así, nos topamos con esto: En el teaser trailer (fotograma superior) podemos ver la cabeza de la mismísima y muy femenina Estatua de la Libertad botando literalmente por las calles de Nueva York. Con la escena, nos hacemos una idea del tamaño que debe tener la señora, sin decapitar. También podemos ver, en el margen derecho, el resto de la calle iluminada, tras el taxi. Sin embargo, en el trailer normal, por llamarlo así ahora que no recuerdo el tecnicismo, la cabeza de “La Virgen de Nueva York” aparece completamente embrutecida, con un rostro algo más, mmm… “afroamericano” y un aumento de tamaño considerable que, en esta ocasión, ocupa más porcentaje de la pantalla.

Lógicamente, la pregunta que surge, no puede ser más simple, ni más justificada. Más o menos sería: – ¿Pero porqué? -. 🙂
Estas diferencias entre los dos trailers de la película pueden deberse a diferentes motivos. Por lo general, los responsables se sientan a visionar el resultado de los encargados de efectos especiales o integración de imágenes generadas por ordenador, ojean el trabajo, hablan entre ellos y deciden dejar el vídeo como está o comenzar de nuevo esa parte de la postproducción. Tal vez esos cambios se decidieron demasiado tarde, cuando ya se había iniciado la promoción y algunos trailers estaban listos. Tal vez salía más caro cambiarlos todos que dejar estas dos versiones. En otras ocasiones, alguien externo a la producción, pero con cierto poder sobre ella (Gobierno de Los Estados Unidos, por ejemplo) recibe su copia de revisión y decide que la estatua de la libertad no ha sido fielmente reproducida, o vete tu a saber que motivo, pero deciden obligar a cambiar la postproducción en el último momento, cuando ya se ha hecho pública parte de la promoción. Esto lo encuentro menos probable, porque de haber sido así, la entidad controladora del contenido hubiera arrasado con el material que no encuentra “apto”. Por último me da por pensar que la imagen superior pertenece a las simulaciones que se realizan antes de ver el efecto acabado, para que se pueda previsualizar una aproximación al resultado final. Pero tampoco me convence porque entonces, ¿porqué iban a dejar esa prueba en uno de los trailers?
El caso es que, de una forma u otra, y ya desde el punto de vista del técnico infografista en medios audiovisuales que llevo dentro, ji,  en el fotograma superior podemos ver una integración de imágenes generadas por ordenador un tanto pobre y no es que en el fotograma inferior sea de lo mejor que he visto, pero oye, tiene otra pinta.

Le están dando tanto bombo… ahora el calendario es como si se hubiera transformado:
Enero, Febrero, Monstruoso y abril sucesivamente.

Lo que ahora me ronda en la sesera es saber cuantas veces ha ocurrido esto de publicar distintos trailers de la misma película, con efectos digitales o postproducción diferente en cada uno de ellos. Me da por pensar que si investigo, da para un blog entero, jaja!

En fin, el cine.
Volveré apra comentar que tal me pareció la peli, abrazos.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Hum, mi querido y estimado poster-blogger, (nótese la sutil diferencia, el poster postea algo que otro ya ha suscitado, mientras que el blogger se lo tiene que currar “from scratch”)…
    Tu última alternativa, pese a que no tengo pruebas de ella, es -probablemente- la acertada.
    Se llama “si no queda satisfecho con el teaser (trailer para seducir, que es lo que significa ‘to tease’), le retocamos la película”.
    Una vez hecho el gasto en el teaser, ya puestos, créeme que son así de intelicutres: si lo que enseñan gusta, la película podría quedar sin cambios, y listo Calixto. Cuando salga al mercado, el único gasto en promoción sería el teaser trailer.

    Si, por contra, el teaser trailer recibe pocas visitas, o pocas críticas (no importa el tipo, sino el volumen de dichas visitas o críticas), entonces “father Clicker rules away!!!” -> señores, hay que dejarse unas cuantas pelas más en “encaminar el público hacia la misma película” (de ahí ‘trailer’ -> el que nos lleva por el senderito, el guía. La acepción del conocido ‘trailer truck’, o sea, camión con una ristra de remolque detrás, y doce pares de ruedas por banda, no tendría sentido aquí más que para hacernos una idea de la inercia que se necesita para que la gente vaya a ver una peli).
    Resumiendo: un pequeño gasto extra en un mini-montaje ‘trailer’ puede hacer que suban las visitas a la web que lo alberga, y así puede que los productores queden contentos.
    -Oye, Johnny, que han subido un 35% las visitas del trailer respecto del teaser; parece que la cosa pinta mejor. ¿Le damos al ‘dubbing’ y distribuimos algunos centenares de copias por España?
    -Pues va a ser que sí, Murphy. Esto… ¿qué te ha pasao en los ojitos? No me dirás que vas a romper a leer!!!
    -No, Johnny, es que estoy en dos cursillos al mismo tiempo “GRACIAS” a tu empresa de producción digital… y las glándulas lacrimales las tengo tuneadas para poder sobrevivir.
    -Ah, vale. Pues nada, chico, cien mil euracos de vellón para el trailer, y p’alante con el OK de los productores.

    Antecedentes: Spiderman III tuvo tal inversión que
    a) Fue “la película más cara en cuanto a producción hasta la fecha” (parece un tópico, pero es que a veces los tópicos, además, son verdad).
    b) Se llevó la palma porque hicieron ¡3 trailers, 3!, para un torero: el infeliz Peter Parker, que no sabía lo que se le venía encima cuando le picó un octópodo radiactivo en una visita al museo de ciencias… huelga decir a qué ciudad nos referimos.

    Morraleja: de “morral” (bolsa, bandolera, riñonera o “mochila” en la que se suelen guardar las pequeñas piezas de caza abatidas y cobradas, como conejos o liebres, que de esa manera se guardan bien protegidas hasta el momento de despellejarlas y cocinarlas). Lo que queda es que “dinero llama a dinero”.
    La censura es posible, pero las limitaciones de producción suelen mandar más: si el tío / emporio que pone la pasta para una peli no ve resultados en la “preview”, se acabó lo que se daba, cambiando presupuestos, cortando y cerrando.
    Si, por el contrario, el teaser engancha; “autoboooots, trasfórmense, y a ser posible, en trailer”.

    Nota bene: gran frase “Enero, Febrero, Monstruoso y Abril”.
    Antecedentes varios: http://alertaminima.blogspot.com/2008/01/abandonada-por-muchos-ignorada-por-casi.html

Deja un comentario

quince − siete =

Cerrar menú