1986

La risa más contagiosa de Tom Hanks

En la comedia cinematográfica, el esfuerzo del actor en ocasiones y la creatividad que debe mostrar ante la cámara, nunca nos equivoquemos, pueden quedar perfectamente a la altura de las mejores actuaciones dramáticas. En 1986, Tom Hanks nos dejaba un ejemplo de lo que os digo. Se trata de una escena de la película “Esta casa es una ruina”, un momento de esta película con el que he reino tanto y tantas veces, que ya he perdido la cuenta. Yo personalmente tengo la risa facil, y con la actuación de Tom Hanks en esta escena, he llegado a padecer dolores reales de riñones y hasta esa sensación de asfixia que te invade cuando la risa parece tocar el límite de nuestro sistema respiratorio. No todos los días se llora de risa, así que, me gustaría compartir este pequeño video con vosotros, para sacaros aunque sea, un pequeño gesto de diversión. Un saludo.