• Publicación de la entrada:17 diciembre, 2021
  • Autor de la entrada:

Si quieres saber si la vacuna Covid-19 para niños es segura o fiable, en este artículo he reunido toda la información actualizada.

Como padre, no solo debo limitarme a proteger la salud de mi hija. También debo conocer las opciones para protegerla, valorarlas y decidir de forma razonada, siempre desde la lógica, la información rigurosa, oficial, contrastada y por supuesto, desde el sentido común.

Con la llegada a España de las vacunas Covid-19 para niños menores de 12 años y teniendo una hija de 11, decido escribir este artículo para reunir en un mismo lugar toda la información relacionada que me ayude a tomar una decisión, poniendo especial interés en utilizar solo información contrastada, profesional o legítima, de fuentes oficiales o bien establecidas.

Antes de exponer la siguiente información, debo decir que estoy a favor de las vacunas, mi hija ha recibido rigurosamente todas sus vacunas desde su nacimiento. Igualmente entiendo que la situación de pandemia provocada por el coronavirus Covid-19 y sus mutaciones, es real. Por tanto, en ningún caso niego la pandemia por Covid-19 o los beneficios de la vacunación en aspectos generales.

¿Cómo he construido este informe?

Desde que se comenzó a hablar de las vacunas para Covid-19 hemos tenido varios tipos de información para consultar: La charla social, medios de comunicación y la información profesional. En las redes sociales y los medios de comunicación es posible leer todo tipo de versiones diferentes, algunas preocupantes, otras más cautelares, otras exageradas, maquilladas, extremistas y en muchas ocasiones versiones manipuladas, sometidas a intereses políticos, religiosos o incluso personales. ¿Quién dice la verdad? ¿Quién tiene la razón? ¿Nos estamos equivocando?.

Bien, lo primero que he hecho para poder escribir este informe es alejarme de toda esa bola mediática, que cuidado, puede tener razón o no, pero sigue siendo una colmena de versiones diferentes y en muchas ocasiones hasta sensacionalista o manipuladora. He preferido enfocar mi búsqueda en fuentes más lógicas, como la historia del estudio y desarrollo de las vacunas, informes neutrales de laboratorios, clínicas, centros médicos, criterios profesionales y sobre todo organizaciones como la OMS o la FDA, entre otras. Incluso así, esto no es facil. Existe mucha información y datos para comparar, las fuentes están dispersas y aunque internet y Google ayudan, existe un trabajo de recopilación y selección que requiere a su vez, aprender más, desligarse de las emociones o los primeros impulsos, para poder atender incluso aquello que no parece tener afinidad con mis ideas. Pero este es mi trabajo como padre ahora, informarme, confirmar, valorar opciones basadas en los datos más rigurosos posibles y decidir lo mejor para mi hija. De hecho, es lo que creo que todas las madres y padres debemos hacer.

Así que llevo varios días localizando las fuentes de información más serias y profesionales posibles, seleccionando y valorando artículos, informes oficiales, prospectos, estudios de laboratorios, informes clínicos y médicos, estadísticas, porcentajes, etc, que a su vez he contrastado, cotejado o confirmado con otras fuentes. Me he alejado todo lo posible de los negacionistas, de los antivacunas, pero también del otro extremo. Para pensar en cómo proteger a mi hija, no quiero extremos gritándome al oido. He filtrado cada frase que he leido y he comparado cada dato. Disculpas por adelantado, ya que el contenido de este artículo puede resultas en ocasiones reiterativo presentando argumentos. Mi tiempo ha sido algo más limitado para la redacción y correcciones.

Para reforzar este informe devidamente, lo acompaño con todos los enlaces a las fuentes originales. Los destinos de esos enlaces son exclusiva responsabilidad de sus administradores y no puedo garantizar que los contenidos enlazados fuera de este artículo permanezcan disponibles o invariables con el paso de tiempo. Pero existe una herramienta en internet que te permite ver el contenido eliminado o modificado de un enlace. Se llamada Wayback Machine de archive.org y puedes usarla de forma gratuita visitando el enlace: https://web.archive.org/

Índice de este artículo

Lista de síntomas Covid-19 publicada por la Organización Mundial de la Salud:

Los síntomas más habituales

Fiebre
Tos
Cansancio
Pérdida del gusto o del olfato

Los síntomas menos habituales

Dolor de garganta
Dolor de cabeza
Molestias y dolores
Diarrea
Erupción cutánea o pérdida del color de los dedos de las manos o los pies
Ojos rojos o irritados

Los síntomas serios

Dificultad para respirar o disnea
Pérdida de movilidad o del habla o sensación de confusión
Dolor en el pecho

 

Fuente: https://www.who.int/es/health-topics/coronavirus#tab=tab_3

 

¿Cuál es la vacuna Covid-19 para niños de 5 a 11 años?

La vacuna Covid-19 para niños se llama Comirnaty Pfizer-BioNTech COVID-19.

 

¿Cuáles son los ingredientes o composición de la vacuna Covid-19 para niños?

La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) publica:

ARNm y lípidos ((4- hidroxibutil) azanediil) bis (hexano-6,1-diil) bis (2-hexildecanoato),2 [(polietilenglicol) -2000] -N, N- ditetradecilacetamida, 1,2-distearoil-sn-glicero-3-fosfocolina y colesterol), trometamina, clorhidrato de trometamina, sacarosa y cloruro de sodio.

Fuente: https://www.fda.gov/media/153829/download

 

¿Es eficaz la vacuna Covid-19 para niños?

Según los estudios realizados la vacuna es eficaz en cuanto a la reducción de casos de Covid-19 en niños vacunados en comparación con los no vacunados o vacunados con placebo. Adicionalmente la vacuna puede reducir los síntomas Covid-19 en niños que han contraido el virus. Pero los niños vacunados no desarrollan inmunidad y pueden seguir transmitiendo el virus. Además se desconoce cuanto tiempo puede durar los efectos de la vacuna en el organismo. Las posibles reacciones más habituales a la vacuna en niños es similar a las de los adultos: Dolor en la zona de administración de la vacuna, fiebre, cansancio, tos y posible pérdida de gusto o del olfato.

No obstante, igual que ocurre con la vacuna Covid-19 para adultos,  los estudios sobre la vacuna para niños no están concluidos y se siguen observando las diferentes reacciones, efectos secundarios o riesgos que se pueden presentar a medio / largo plazo. La utilidad de la vacuna en niños está siendo, por estos motivos, fruto de mucha controversia y debate, ya que su utilidad podría no estar totalmente justificada en los niños, que generalmente en caso de infección por Covid-19 sin vacuna presentan síntomas muy reducidos, menor mortalidad, menor tasa de infección que en los adultos. Por tanto, los niños podrían estar siendo sometidos a riesgos aun no conocidos ni estudiados, en caso de ser vacunados.

 

¿Qué riesgos a corto plazo puede tener la vacuna para niños?

No debemos confundir las reacciones o síntomas de la vacuna con los efectos secundarios, no obstante, por la severidad de algunas reacciones es bueno consolidar un listado de posible riesgos para la salud de los niños entre reacciones, síntomas de la vacuna y sus efectos secundarios. Además de las reacciones más habituales, la vacuna puede provocar en los niños dolor de cabeza, de garganta, molestias o dolores generales, diarrea, erupción cutánea o pérdida de color en dedos de manos o pies, irritación o enrrojecimiento de ojos. La vacuna además puede provocar dificultad para respirar o disnea, pérdida de movilidad, del habla o sensación de confusión y dolor de pecho. Hasta el momento también se conocen casos de inflamación del corazón en adolescentes, como la miocarditis.

 

¿Qué riesgos a largo plazo puede tener la vacuna para niños?

Las palabras textuales de Mayo Clinic a fecha de 16 de Noviembre de 2021 coinciden con otras fuentes: "aún no está claro si las vacunas tendrán efectos secundarios a largo plazo". Añaden que las vacunas "rara vez causan efectos secundarios a largo plazo", sin embargo lo cierto, es que a causa de los tiempos reducidos de desarrollo y estudio de la vacuna no es posible predecir que efectos secundarios, riesgos o consecuencias malas para la salud pueden tener en los niños estás vacunas.

Fuente: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/coronavirus/in-depth/covid-19-vaccines-for-kids/art-20513332#how-fda-determine

 

 

¿Qué dice la Organización Mundial de la Salud sobre las vacunas Covid-19 para niños?

Especial atención a las palabras de la OMS en la información oficial que publican directamente en su página web sobre las vacunas para niños: "aun se están realizando pruebas", "se necesitan más datos". En la fecha de redacción de este artículo, la Organización Mundial de la salud no puede hacer recomendaciones generales sobre la vacunación Covid-19 en niños. Dicen que la vacuna para niños solo es apropiada para mayores de 12 años que además se encuentren en grupos de mayor riesgo. Ahora pongamos el contexto a todas estas frases sueltas. Aquí copio y pego las palabras de la OMS y justo debajo el enlace directo a la web de la OMS dónde se muestra esta información:

Los niños y los adolescentes suelen contraer formas más leves de la enfermedad que los adultos de modo que, a no ser que pertenezcan a un grupo con mayor riesgo de presentar cuadros graves de COVID-19, es menos urgente vacunarlos en comparación con las personas mayores, las que padecen afecciones crónicas y los trabajadores de la salud.

Se necesitan más datos sobre el uso de las diferentes vacunas contra la COVID-19 en niños para poder hacer recomendaciones generales sobre la vacunación de los niños contra esta enfermedad.

El Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico (SAGE) de la OMS ha llegado a la conclusión de que la vacuna de Pfizer/BioNtech es apropiada para personas de 12 años en adelante. Se puede ofrecer esta vacuna a los niños de 12 a 15 años que corren un mayor riesgo, junto con otros grupos prioritarios en la vacunación. Se están realizando pruebas de vacunas en niños, y la OMS actualizará sus recomendaciones cuando la evidencia o la situación epidemiológica justifiquen una modificación de la política.

Fuente: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/covid-19-vaccines/advice

 

Comparando los síntomas Covid-19 en niños con los riesgos de la vacuna a largo plazo.

En la mayoría de los casos de Covid-19 en adultos, el virus se presenta con unos síntomas claros, pero generalmente leves y carácter moderado: Algo de fiebre, tos, cansancio y posible pérdida del gusto o del olfato. Esto es lo más habitual en adultos, síntomas leves. En los niños los síntomas son incluso más suaves, moderados, en ocasiones incluso imperceptibles y con una tasa de contagio aun más reducida. En Julio de 2021 ConSalud.es dice "De acuerdo a la evidencia científica disponible hasta la fecha, los niños jóvenes cursan la COVID-19 de forma leve o asintomática"

Por otro lado y para poder comparar, debemos observar tanto los beneficios de la vacuna en niños como los efectos secundarios o riesgos, tanto a corto como a largo plazo. Se sabe que, a corto plazo, la vacuna en niños puede reducir los síntomas de Covid-19 pero no evita el contagio, no garantiza la inmunidad, puede producir sensibilidad, dolor e inflamación en la zona de inyección, fatiga, dolor de cabeza, dolor muscular y de articulaciones, Fiebre o escalofríos, diarrea,  Náuseas.

Sin embargo no son solo los efectos secundarios de la vacuna a corto plazo los que se deben tener en cuenta: Las vacunas para niños, como la de los adultos, han sido desarrolladas en un plazo de tiempo inferior al necesario para conocer los efectos secundarios a largo plazo y en ningún informe se puede arrojar luz sobre esta incertidumbre. No sabemos qué daños puede provocar la vacuna en la salud de los niños a largo plazo, ya que no existen estudios al respecto.

 

Respuesta de la FDA sobre beneficios de la vacuna Pfizer en niños de 5 a 11 años

Cuando preguntamos a la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) cuales son los beneficios de la vacuna Pfizer para niños de 5 a 11, responde:

"Se ha demostrado que la vacuna previene el COVID-19. Actualmente se desconoce la duración de la protección contra el COVID-19.".

Fuente: https://www.fda.gov/media/153829/download.

 

Respuesta de la FDA sobre los riesgos de la vacuna Pfizer en niños de 5 a 11 años

Sin embargo, cuando preguntamos al mismo organismo por los riesgos de la vacuna, lógicamente les resulta imposible saber que riesgos existirán a largo plazo y se centran en los riesgos a corto plazo. Cito:

Hay una remota posibilidad de que la vacuna pueda causar una reacción alérgica grave. Una reacción alérgica grave suele ocurrir entre unos minutos y una hora después de recibir una dosis de la vacuna. Por esta razón, el proveedor de vacunas de su hijo puede pedirle que se quede en el lugar donde recibió la vacuna para vigilarlo después de la vacunación. Los signos de una reacción alérgica grave pueden incluir:

  • Dificultad para respirar

  • Hinchazón de la cara y garganta

  • Latido cardíaco rápido

  • Sarpullido severo en todo el cuerpo

  • Mareos y debilidad

    En algunas personas que han recibido la vacuna se han presentado casos de miocarditis (inflamación del músculo cardíaco) y pericarditis (inflamación del revestimiento exterior del corazón). En la mayoría de estas personas, los síntomas comenzaron a los pocos días de recibir la segunda dosis de la vacuna. La probabilidad de que esto ocurra es muy baja. Debe buscar atención médica de inmediato si su hijo presenta alguno de los siguientes síntomas después de recibir la vacuna:

  • Dolor en el pecho

  • Dificultad para respirar

  • Sensación de tener el corazón acelerado, agitado o palpitando

    Los efectos secundarios que se han reportado con la vacuna incluyen:

  • reacciones alérgicas graves

  • reacciones alérgicas no graves como sarpullido, picazón, urticaria o hinchazón de

    la cara

  • miocarditis (inflamación del músculo cardíaco)

  • pericarditis (inflamación del revestimiento exterior del corazón)

  • dolor en el lugar de la inyección

  • cansancio

  • dolor de cabeza

  • dolor muscular

  • escalofríos

  • dolor en las articulaciones

  • fiebre

  • hinchazón del lugar de la inyección

  • enrojecimiento del lugar de la inyección

  • náuseas

  • sentirse mal

  • ganglios linfáticos inflamados (linfadenopatía)

  • disminución del apetito

3 Revisado el 29 de octubre de 2021

• diarrea • vómitos

  • dolor en el brazo

  • desmayo asociado a la inyección de la vacuna

    Puede que estos no sean todos los efectos secundarios posibles de la vacuna. Pueden ocurrir efectos secundarios serios e inesperados. Los posibles efectos secundarios de la vacuna se siguen estudiando en ensayos clínicos.

Fuente: https://www.fda.gov/media/153829/download.

 

Resultado de la comparación entre beneficios y riesgos de la vacuna para niños de 5 a 11 años.

Veamos, la FDA solo dice que la vacuna previene el Covid-19 y no se sabe cuánto dura esa prevención. Nada más. La vacuna no evita el contagio, puede reducir síntomas pero tampoco los anula y además no se conoce la duración de la vacuna. Por otro lado describen con detalle un amplio número de riesgos y posibles efectos secundarios a corto plazo, por no hablar de los desconocidos a largo plazo. Teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos Covid-19 en niños los síntomas son muy suaves o imperceptibles y que la tasa de contagio en niños es inferior

La información que nos dan es clara: La vacuna Covid-19 para los niños no evita el contagio, no se sabe cuanto dura su protección y además de númerosos efectos secundarios se desconocen las consecuencias a la vacuna a largo plazo. Por tanto, estaríamos exponiendo a los niños a efectos secundarios y riesgos desconocidos a largo plazo, sin conseguir inmunidad, sin evitar los sintomas de Covid-19. Recordemos que, sin vacuna, los niños con Covid-19 tienen en su mayoría pocos síntomas y poca tasa de contagio. Más datos:

Citando a Mayo Clinic en su artículo:
https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/coronavirus/in-depth/coronavirus-long-term-effects/art-20490351

Todavía no se sabe mucho acerca de cómo la COVID-19 afectará a las personas a lo largo del tiempo, pero la investigación está en curso.

Citando a DW.com en su artículo:
https://www.dw.com/es/dw-verifica-las-vacunas-contra-covid-19-tienen-efectos-a-largo-plazo/a-59667612

Ya se han descubierto efectos secundarios muy raros, como las trombosis (del seno venoso cerebral) o la inflamación del músculo cardíaco, provocado luego de recibir vacunas anticovid.

En el caso de la vacuna Pandemrix, contra la gripe porcina, un efecto secundario muy poco frecuente, la narcolepsia (o enfermedad del sueño), se manifestó mucho después de la aplicación de la vacuna... Actualmente, la vacuna ya no se utiliza en la UE.

Deseo por encima de todo proteger a mi hija, su calendario de vacunas está al día y debemos, todos, colaborar para luchar contra el Covid-19. Pero los datos que he encontrado y os muestro aquí sobre las vacunas Covid-19, me preocupan. Una vacuna con desarrollo recortado por emergencia, que no evita sintomas Covid-19, que no evita contagio, con efectos secundarios y riesgos desconocidos a largo plazo, no parece apropiada.

 

Fuentes:

 

 

Crear una vacuna requiere varios años, incluso décadas. El desarrollo de vacunas Covid-19 se ha recortado y no se han concluido los estudios de riesgos a largo plazo, pero ha sido autorizada para su uso por emergencia.

Existe un asunto que me ha preocupado desde que comenzaron a aparecer rápidamente vacunas contra el Covid-19. Pensé ¿Cómo es posible que ya existan vacunas contra el Covid-19 en tan poco tiempo? El tiempo necesario para la creación de una vacuna puede ser variable pero la experiencia real demuestra que jamás el tiempo de desarrollo ha sido inferior a varios años, en algunos casos décadas. Y buena parte de este tiempo es necesario para conocer los efectos secundarios o riesgos de las vacunas en los años siguientes tras ser administrada.

Es cierto que las vacunas contra el Covid-19 se están presentando como "seguras" y "fiables", también es cierto que los síntomas o efectos secundarios a corto plazo, en las primeras semanas o meses no parecen ser serios. Sin embargo, las pruebas con desarrollo de vacunas requieren años de estudio por algún motivo y aquí es donde mi instinto de protección se para un momento a pensar.

Las vacunas para Covid-19 han sido desarrolladas en cuestión de meses. Es decir, no es un caso aislado. No sólo se crea una vacuna, son varias vacunas de diferentes laboratorios y todas para combatir el Covid-19, desarrolladas y aprobadas en menos de un año. Un sólo caso de vacuna conseguida en solo unos meses ya sería algo extraño, la realidad es que, en menos de un año, tenemos varios laboratorios vendiendo vacunas contra el Covid-19.

 

 

Las vacunas Covid-19 han sido creadas en menos de un año.

¿Cómo es esto posible? Cuando busco respuesta aparecen dos grandes justificantes: Se ha invertido mucho dinero y se han aprovechado estudios anteriores para vacunas similares. Es decir, hasta ahora sabíamos que eran necesarios años o décadas para desarrollar una vacuna, pero ahora es posible reducir ese tiempo ¿Cómo? No es posible saber qué efectos secundarios o consecuencias negativas para la salud tendrán las vacunas Covid-19 dentro de unos años. ¿Cómo se resuelven estos años de observación? La respuesta es que no se pueden resolver. En su lugar el proceso de desarrollo ha sido comprimido en el tiempo, aumentando el presupuesto I+D y aprovechando datos de estudios similares anteriores. Por último, en ausencia de los años necesarios para el estudio en las fases de desarrollo, la vacuna se aprueba tal cual, para su uso autorizado por emergencia.

Por otro lado, los estudios anteriores para otras vacunas similares que ha sido aprovechados, no son estudios anteriores para la vacuna Covid-19, es decir ¿Las características que esos estudios comparten son realmente compatibles y aplicables a los estudios para las vacunas Covid-19 que ya se están administrando a la población?  Y si lo fueran ¿Son concluyentes para garantizar la ausencia de efectos secundarios o consecuencias negativas para la salud en los años siguientes a la aplicación de la vacuna? No dudo que haya partes del proceso que puedan ser reutilizadas para estudiar una vacuna contra el Covid-19, pero hasta la escala de reducir años de estudio a meses, me da permiso al menos, para dudar. Y esta duda, supone mucho para poder decidir.

El proceso completo que comprende el desarrollo de una vacuna ha sido por tanto reducido de años a meses, literalmente. Esto ha ocurrido tanto en los estudios clínicos iniciales como en el desarrollo preclínico, estudio de toxicología y sobre todo en las 3 fases de ensayos clínicos que incluso llegaron a solaparse para reducir el tiempo necesario. Estas 3 fases son precisamente las que pueden aportar una información importante sobre los efectos secundarios de las vacunas en los siguientes años tras su aplicación. En los casos de vacunas para Covid-19 el tiempo necesario no ha sido respetado. Entiendo que un estado de alarma como una pandemia mundial pueda suponer recortes de tiempo, pero ¿era posible recortar este tiempo sin consecuencias? Es decir, se desconocen los efectos secundarios para los próximos años que pueda sufrir la población vacunada.

 

Fuente: https://www.bbc.com/mundo/noticias-55232518

 

 

Fuentes:

 

Aprobar vacuna antes de tiempo: Autorización de uso de emergencia.

Algo más que me preocupa de todo esto es que las diferentes promociones de vacunación no acostumbran a informar sobre el tiempo real necesario que requiere el desarrollo de una vacuna. Facilitar esta información es incluso más importante cuando se permite, por motivos de emergencia, el uso anticipado de una medicación experimental y aún en desarrollo.

Como ejemplo, a finales de 2020 y comienzo de 2021, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó la vacuna de Pfizer con Autorización de uso de emergencia, es decir, se autorizaba su uso de forma extraordinaria y adelantada, no porque el desarrollo de la vacuna estuviera completo. De hecho, se argumentó que sus beneficios eran mucho mayor que los posibles efectos secundarios, sin haber realizado las pruebas durante los años necesarios para poder lanzar semejante afirmación. De hecho, meses después la OMS abre estudios sobre los posibles problemas relacionados con la aparición de algunos casos miocarditis y pericarditis tras la aplicación de la vacuna, entre otros problemas que se fueron detectando en diferentes países tras el inicio de la vacunación.

Fuentes:

 

Vacuna Covid-19 en niños

Como cualquier madre o padre, lo que deseo para mis hijos es proteger su salud. Tengo una hija de 11 años y aquí estoy, reuniendo información para poder decidir. Veo ya ha muchos padres y madres que han comenzado a vacunar a sus hijos, ellos tienen en sus cabezas lo mismo pensamientos que yo: Queremos lo mejor para nuestros hijos. No hay duda, estamos de acuerdo. He respetado desde el primer día el calendario de vacunación infantil de mi hija, cada síntoma, suave o más serio, ha sido tratado y cuando es necesario mi hija recibe la medicación o el tratamiento médico pertinente.

En el colegio de mi hija se ha iniciado el protocolo de vacunación para niños de 5 a 11 años y emiten un comunicado facilitando el siguiente enlace: https://www.andavac.es/campanas/covid/ciudadania-covid-19/ninos-de-5-a-11-anos-vacunacion-covid-19/. Es la web de Andavac, donde se ofrece información detallada sobre la vacunación en niños con este rango de edad, el proceso y enlaces relacionados. He sabido que la vacuna que se aplicará a los niños se llama Comirnaty, de Pfizer y su socio BioNTech. La vacuna, del tipo ARNm tiene un porcentaje elevado de beneficios a diferencia de las contraindicaciones que se han publicado, sin embargo, volvemos al mismo dilema: No sabemos que efecto tiene esta vacuna en los años siguientes tras su administración.

Cuando se pregunta a Pfizer por estas cuestiones, no se pueden esperar respuestas satisfactorias. El gobierno de España nos remite al siguiente enlace para conocer los detalles sobre la vacuna de Pfizer y su documentación publicada la Agencia Europea de Medicinas: https://www.ema.europa.eu/en/documents/overview/comirnaty-epar-medicine-overview_es.pdf. Atención a la lectura que podemos hacer en dicho documento, cito:

 

¿Puede Comirnaty reducir la transmisión del virus de una persona a otra?

Se desconoce aún el impacto que Comirnaty puede tener sobre la propagación del virus SARS-CoV-2 en la población. Todavía se desconoce en qué medida las personas vacunadas podrían ser portadoras del virus y propagarlo.

¿Cuánto tiempo dura la protección de Comirnaty?

Por el momento no se sabe cuánto tiempo dura la protección que brinda Comirnaty. Las personas vacunadas en el ensayo clínico seguirán siendo objeto de seguimiento durante 2 años a fin de reunir más información sobre la duración de la protección.

¿Cuáles son los riesgos asociados a Comirnaty?

Los efectos adversos más frecuentes de Comirnaty fueron por lo general de intensidad leve o moderada y los resultados mejoraron a los pocos días de la vacunación. Entre otros se incluyen dolor e inflamación en el lugar de la inyección, cansancio, dolor de cabeza, dolores musculares y articulares, escalofríos, fiebre y diarrea. Afectaron a más de una de cada 10 personas.

En menos de una de cada 10 personas se constató enrojecimiento en el lugar de la inyección, náuseas y vómitos. Picor en el lugar de la inyección, dolor en el brazo donde se inyectó la vacuna, aumento del tamaño de los ganglios linfáticos, dificultad para dormir, sensación de malestar, disminución del apetito, letargo (falta de energía), hiperhidrosis (sudoración excesiva), sudores nocturnos, astenia (debilidad) y reacciones alérgicas (como erupción cutánea, prurito, sarpullido e hinchazón rápida bajo la piel) fueron efectos adversos poco frecuentes (que afectaron a menos de 1 de cada 100 personas). En menos de una de cada 1 000 personas se produjo raramente debilidad muscular en un lado de la cara (parálisis facial periférica aguda o parálisis).

Un número muy pequeño de casos de miocarditis (inflamación del músculo cardiaco) y pericarditis (inflamación de la membrana que rodea el corazón) se produjeron con Comirnaty, así como una inflamación importante del brazo en el que se ha recibido la vacuna, una hinchazón del rostro en personas con un historial de rellenos dérmicos (sustancias blandas, similares al gel, que se inyectan bajo la piel). También se ha producido un número muy pequeño de casos de eritema polimorfo (placas rojas en la piel que tienen un centro de color rojo oscuro y anillos de color rojo más pálido).

También, se han producido reacciones alérgicas con Comirnaty, entre ellas un número muy pequeño de casos de reacciones alérgicas graves (anafilaxis). Al igual que en todas las vacunas, Comirnaty debe administrarse bajo estrecha supervisión médica, con el tratamiento médico adecuado.

...estudios independientes de las vacunas contra la COVID-19 coordinados por las autoridades de la UE aportarán más información sobre la seguridad y los beneficios a largo plazo de la vacuna para la población general.

Fuente: https://www.ema.europa.eu/en/documents/overview/comirnaty-epar-medicine-overview_es.pdf

 

Cito más información relacionada en Andavac:

La pericarditis y la miocarditis son posibles reacciones adversas de las vacunas de ARNm actualmente vigiladas por las autoridades regulatorias. Los datos muestran que las vacunas de ARNm están asociadas a un mayor riesgo de peri/miocarditis sobre todo tras las segundas dosis en los varones de 12-19 años de edad y en los 10-14 días siguientes a la vacunación. En todo caso, la incidencia es muy baja (<1/10 000), mucho más baja que la peri/miocarditis producida por la infección natural por COVID-19, y la gran mayoría ha evolucionado favorablemente en pocos días y sin apenas tratamiento. Los datos disponibles hasta la fecha no justifican un cambio en la evaluación riesgo/beneficio de la vacunación, que sigue siendo claramente favorable a la vacunación.

Fuente: https://www.andavac.es/campanas/covid/ciudadania-covid-19/ninos-de-5-a-11-anos-vacunacion-covid-19/

Andavac añade que estas reacciones se dan en muy pocos casos y en la gran mayoría de ellos se evoluciona favorablemente. En la gran mayoría. Esto nos aclara que existe una minoría que no ha evolucionado bien a estas reacciones adversas de la vacuna: El riesgo de dañar seriamente la salud de los niños con esta vacuna a corto / medio plazo, es real, puede ser una minoría, pero es real. Y esto, sin conocer lo que puede pasar a largo plazo.

 

En otras palabras: Vacunando a los niños no se garantiza la inmunización, ni el contagio a otras personas, ni la duración de su efecto y mucho menos se nos informa de los que efectos secundarios, secuelas o riesgos para la salud de nuestros hijos a largo plazo. Las reacciones y efectos secundarios conocidos a corto plazo de la vacuna incluyen parálisis facil o muscular, miocarditis (inflamación del corazón), pericarditis o reacciones alérgicas graves. La presencia de estas reacciones o efectos secundarios a corto / medio plazo puede ser de una tasa muy reducida pero suponen un riesgo algo para la salud de los niños.

El problema es que los riesgos a la largo plazo que supone la vacuna SON DESCONOCIDOS, recordemos la información de EMA: "estudios independientes de las vacunas contra la COVID-19 coordinados por las autoridades de la UE aportarán más información sobre la seguridad y los beneficios a largo plazo de la vacuna para la población general". Todos podemos aceptar síntomas leves los primeros días, pero no hablamos de eso. ¿Cómo puedo proteger a mi hija de un virus sin estar seguro que la vacuna no le dará más problemas en el futuro que el propio virus?. Hasta ahora, las vacunas que mi hija ha recibido ya llevaban decenas de años entre nosotros y el desarrollo de cada una de ellas se había completado, sin carreras. Esta es la diferencia.

Fuentes:

 

Ahora pongamos un ejemplo a largo plazo que, con la información oficial que nos dan, podría ser un caso real.

Supongamos que un niño de 8 años es vacunado estando sano, sin alergias ni contraindicaciones conocidas. Durante los primeros días sufre algunas reacciones leves a la vacuna que desaparecen poco después. Sabemos que la vacuna no evita la posibilidad de contagio, así que supongamos de nuevo que este niño, al mes y medio de recibir la vacuna, es infectado por Covid-19. Al estar vacunado, los síntomas de Covid-19 en el niño son incluso más suaves que si no hubiera estado vacunado y hasta aquí podría considerarse un caso de éxito.

Pero como ya sabemos, según la información oficial, se desconocen los efectos secundarios que la vacuna puede tener a largo plazo. Con este dato real ahora supongamos que el niño, incluso habiendo eliminado por completo la vacuna de su organismo, dos años después, desarrolla una miocarditis que termina por complicarse hasta un punto fatal. Se trata de un ejemplo, pero nada exagerado y que desde luego, según nos han informado, podría ser un caso real.

 

La presión social y la vacuna Covid-19 para niños.

Partamos de la base. En mi caso, quiero proteger a mi hija del Covid-19, pero la vacuna me preocupa. Toda la información que he reunido aquí está en internet al alcance de cualquiera que quiera saber. Sin embargo tengo la impresión de que no todos los padres y madres están realmente informados para poner en una balanza los beneficios y riesgos de la vacuna actual para sus hijos. De hecho, en algunas circunstancias, parece que cuestionarse la eficacia o los peligros de la vacuna para niños fuera algo malo!. Entonces podemos escuchar cosas como "No vacunar a tu hijo es una falta de responsabilidad y nos afecta a todos" o "No piensas en los demás". Recibir este tipo de comentarios puede ser normal, ya que la mayoría de madres y padres están siendo sometidos a campañas sincronizadas que se centran en los beneficios de la vacuna, pero no en sus riesgos. Sí, los riesgos también se anuncian, pero suelen ser la letra pequeña.

Así se genera la presión social que existe en torno a la vacuna para niños, pero cada madre y padre debería apartarse de esa presión y no caer en movimientos colectivos sin antes conocer toda la información disponible y necesaria para poder decidir.

 

¿Entonces, porqué hay tanto médicos recomendando vacunar a los niños? Por algo será, no?

Yo también me hago esta pregunta. Hasta ahora he visto a más médicos diciendo que la vacuna es seguraa, que médicos diciendo que también debemos tener en cuenta todos los riesgos de la vacuna . Son profesionales en la medicina y sus argumentos coinciden practicamente a la perfección con el marketing de las campañas de vacunación. Exacto, por algo será. Es nuestra decisión como padres conformarnos con una parte de la información o ampliar nuestros datos antes de vacunar a nuestros hijos. De hecho es nuestra responsabilidad vacunar a nuestros, de nadie más. Más abajo termino hablando de esto. No solo los médicos, también los jueces en caso de desacuerdo entre madres y padres fallan a favor de la vacunación. Una jueza dictaminaba textualmente:

 

"no supone un ataque a la integridad física" de los niños y que "los beneficios de las mismas no solo para la protección de los menores sino también para la sociedad al evitar futuros contagios, son muy superiores a los inconvenientes de su administración"

Fuente: https://www.heraldo.es/noticias/nacional/2021/09/14/una-jueza-resuelve-a-favor-de-vacunar-a-unos-ninos-pese-a-la-oposicion-del-padre-1519219.html

 

Pero la jueza, parece no haber tenido en cuenta lo que la Organización Mundial de la Salud: la vacuna no evita futuros contagios y sus inconvenientes se siguen estudiando por un claro motivo: Aun son desconocidos y por tanto no se puede saber si son inferiores a los beneficios. Casos como este ya existen varios.

 

La vacuna no es obligatoria. ¿Si aparecen efectos secundarios serios en el futuro, quién será responsable?

Hasta donde he sabido, ningún organismo regulatorio, gobierno, delegaciones o laboratorios se harán responsables de los posibles efectos secundarios, daños o secuelas que la vacuna pueda presentar en corto, medio o largo plazo. Así que somos los padres los únicos responsables de asumir las consecuencias de la vacunación en nuestros hijos.

 

Si vas a vacunar a tu hijo, recuerda:

Por si los datos han cambiado desde la publicación de este artículo, debes solicitar siempre información sobre la composición de la vacuna y los posibles efectos secundarios que pueden producir en el organismo dichos componentes. Especial atención a la presencia de alergias incompatibles con la vacuna. Tras la vacunación, si no te lo ofrecen, solicita que el niño permanezca al menos 15 minutos en un lugar donde el equipo médico pueda evaluar posibles reacciones. Pregunta y confirma por las responsabilidades aplicables a cada parte en caso de complicaciones. Pero sobre todo, antes de vacunar a tu hijo, INFÓRMATE BIEN, no actúes por inercia ni presión social. Y después de vacunar a tu hijo VIGILA POSIBLE EFECTOS SECUNDARIOS a medio y largo plazo.


Espero que este informe sobre la vacuna para niños te haya resultado útil y te deseo lo mejor. Si te apetece puedes dejar un comentario aquí abajo, todas las críticas positivas o negativas son bien recibidas, por supuesto también todas las correcciones y colaboraciones para mejorar este artículo también serán bien recibidas. Un saludo!

Deja una respuesta

dieciocho − siete =